jueves, 11 de marzo de 2010

Peter Sarsgaard


"An Education" y su paseo por la última alfombra roja han sido causa suficiente para renovar la atención por este pedazo de hombre.


El pasado martes, omití intencionadamente a Peter de mi recorrido por lo más cuco de los Oscars para dedicarle todo un jueves en exclusiva.


Siempre relegado a papeles secundarios, del estilo "colega del protagonista" o "cabrón de enfrente", Peter Sarsgaard todavía espera un momento definitivo.


No le faltan las buenas interpretaciones en su trayectoria, y su cara aniñada, de osito cariñoso, contrasta brutalmente con su preferencia por incorporar a señores oscurísimos y agresivos.


Una de las primeras impresiones que nos dejó en la retina fue aquel asesino homófobo de "Boys Don't Cry".


Su nombre ha vivido escaso de titulares durante mucho tiempo, y podría decirse que el suyo es un caso parecido al de Jeremy Renner; un actor que ha salido en muchas películas pero, de cuya existencia, nos enteramos ayer.


En el caso de Peter, las cosas cambiaron, no a causa de ninguna película en especial, sino de dos hermanos en particular.


En el 2004, interpretaba al amigo de Jake Gyllenhaal en "Jarhead", y dos años después, anunciaba compromiso con Maggie.


Al poco tiempo, nació Ramona, la hija de ambos, esa niña que no ganará tiempo cuando le toque deletrear sus apellidos.


El año pasado, Peter y Maggie formalizaron la relación, dedicándose unos "sí, quiero" que apostaban por la felicidad hollywoodiana.


Con el futuro por delante y muchos buenos proyectos que no dejan de surgir, Sarsgaard acompañó a la nominada Maggie el pasado domingo.


Sexy para morir con ese pelado, llegó también apoyando "An Education", y se permitió decir cosas muy bonitas en el escenario sobre Carey Mulligan, su amor en la ficción.


En "An Education", Peter interpreta al seductor novio de la protagonista, con tanto arsenal de encanto como toneladas de secretos.


Como la linda Carey, cualquiera de nosotros caería ante esa sonrisa y esa mirada.


No te lo mereces, Maggie. Yo sí.

8 comentarios:

El Malvado Ming dijo...

Bello entre los bellos, aunque la primera vez que lo vi (Boys don't cry) quise matarlo con mis propias manos.

(Sam Neill, Sam Neill)

Regina LC dijo...

Ha hecho Ud. justicia, Mr. Montez.
Sarsgaard siempre me ha parecido un guapo injustamente relegado. Ese hombre ya me traía de las babas desde "Kinsey". Lástima que tuviera que interpretar a un tipo tan demacrado en "Elegy".

mely dijo...

yo la verdad lo descubrie en An Education, seguramente lo he visto en mas peliculas pero no lo recorde especialmente. espero seguir viendolo por que esta echo todo un maromo.

Champy dijo...

Tienes razón en muchas partes en una, fundamental no.
A mi tambien, me parece que lo conosco de años y años y años, y siempre maloson o muy maldito...pero si quiero hacer memoria y dar títulos batallo mucho....Y de siempre, no de ahora, me ha cautivado ese aire de inocencia-maldad que posee.
estas muy pero si muy equivocado en eso de que te lo mereces, no es cierto. Me pertenece, y Maggie esta de acuerdo.

2046

Josito Montez dijo...

Que no, que es mío.

Andunemir dijo...

A mí el personaje que siempre me viene a la cabeza es el del colega en "Garden State". Me parece una interpetación enorme en un papel tan mínimo.

Anónimo dijo...

Si esta muy lindo

Anónimo dijo...

con esa carita de osito todas quisieran estar a su lado