jueves, 1 de noviembre de 2007

Mark Wahlberg


Por entonces, se llamaba Marky Mark y era rapero. Estaba todo el día en calzoncillos y, por eso, se convirtió en el elegido de Calvin Klein.
En 1992, la campaña publicitaria que protagonizó junto a Kate Moss lo hizo conocido en el mundo entero. Quién nos iba a decir que algún día lo nominarían al Oscar.
Marky tenía fama de broncas, racista y homófobo, siempre metido en peleas y problemas.
Dicen que para desterrar esa imagen, se olvidó de Marky Mark y se convirtió en Mark Wahlberg, justo cuando empezó su carrera cinematográfica.


Su condición de sex-symbol, tío cachitas deseado por ellas y ellos, nunca le ha gustado demasiado, porque Wahlberg es un chico serio y su esfuerzo ha sido demostrar que, además de lucir pectorales, también sabe actuar.
Y la primera evidencia notoria la tuvimos con la deslumbrante "Boogie Nights", de Paul Thomas Anderson, donde Mark interpretaba al actor porno Dirk Diggler, decidido a sacar partido a su "especial virtud".


A partir de ahí, la carrera de Whalberg estaba asegurada.
Se ha convertido en el protagonista imprescindible de cualquier película de acción de calidad, donde sobresalen sus dos colaboraciones con George Clooney ("Tres Reyes" y "La Tormenta Perfecta") y su cabreado Sargento Dignam de "Infiltrados" (The Departed), que le valió estar en la terna de los mejores actores de reparto, según la Academia.
Últimamente, también se ha interesado por la producción ejecutiva, destacando la serie de televisión "Entourage", vagamente inspirada en sus experiencias en Hollywood.
Todavía le gusta afearse, encubrir su imagen de nene hermoso, pero a veces se suelta y enseña pechete, tableta y culamen.
Aunque, para ser sinceros, a mí me pone hasta en "Infiltrados".


Mark Wahlberg y sus Calvin Kleins. Qué mejor manera de empezar el mes.

8 comentarios:

Lord Alfred dijo...

Pero, Querido Montez...

Usted debía de tener por entonces 7 años...

Saludos.

Lord Alfred Abandonato.

Josito Montez dijo...

Uy, cómo me halaga, Lord Alfred, quitándome edad.
Pero en el 92 yo tenía once, y cuando mi mano derecha se empezó a interesar por el Señor Whalberg fue un par de años después.
Siete años tenía yo en 1988!!!

Marinette dijo...

Todos tenemos nuestros prejuicios, incluso moi, que soy tan atolondrada que se me olvida tenerlos.

No puedo ver a estos chicos de calendario posando y luciendo anatomía sin pensar al mismo tiempo que son irremediablemente idiotas.
Igual que un machote alfa y carpetovetónico ante la foto de una rubita neumática. Ains, qué lástima, oh la la.

Y bueno, pues eso. Tralaralalaaa

Josito Montez dijo...

No todas somos tan finas ni vamos tan bien servidas como la Marinette esta, que le falta la escoba para salir volando.

¿Irremediablemente idiotas? Seguramente lo pensaría si quisiera tener una conversación con Mark Wahlberg. Pero me temo que eso es lo último que haría con el muchacho.

Marinette dijo...

Tsss, tsss, "la Marinette esta"...
Y relax.

Que me avergüenzo de mi tara y ya he elegido una terapia.

1-Visito los maromos de la semana (o busco algunos más; no hay que escatimar esfuerzos en el camino a la perfección)
2-Les pongo debajo un cartelito con, por ejemplo y según me inspiren: "crítica de la razón pura", o "fisión del átomo", o "epistemología", o "teoría de la relatividad", o "oncología clínica", o " tabla periódica", o "vizcotur"... Probaré con palabras en alemán, también. Todo altamente incomprensible para mí.
3-Los observo luego intensamente.
4-Espero alguna reacción positiva.
5-Seguiremos informando.

nela dijo...

Me encanta Mark Wahlberg!!!!


Y ensima nacio el mismo dia que yo!!!

muy un blog!!!
pasate por el mio!!

marinette dijo...

... En resumidas cuentas:

Naturalmente, no ha funcionado.
Si antes me podían parecer bobalicones -pero sanos y simpáticotes, tal vez-, ahora me parecían pedantes, rarísimos, inverosímiles, insufribles.

Ná, los cartelitos que pueden funcionar son, naturalmente, "siempre me deja el mando a distancia", o "le parece importante todo lo que me pasa", o "me dice que soy la mejor amante que ha tenido nunca", etc.

Y en fin, que no tengo tiempo para más. Mi espíritu científico me ha obligado a trabajos de campo agotadores... Muacsmuacs

Anónimo dijo...

Mark Wahlberg es el hombre con quien asumí definitivamente mi homosexualidad. Esas fotos de su torso desnudo marcaron un hito en mi vida.