jueves, 22 de noviembre de 2007

Ewan McGregor


El primer rubio de nuestros maromos. Ewan ha conquistado el jueves, este Día Glorioso que, si no existiera, habría que inventarlo.
Como muchos de los actores de los que hemos hablado en este blog, McGregor es otro ejemplo de la nueva estrella.
Un talento incuestionable, un físico estupendo y su nombre encima del título de la película. Pero la vida privada, los pequeños pecados y los grandes escándalos quedan estrictamente reservados.

Han pasado once años desde "Trainspotting", la película que lo dio a conocer en todo el mundo. Desde entonces, un vistazo a su filmografía deja la boca abierta a cualquiera. Porque Ewan no ha parado ni lo piensa hacer.
Su Renton que paliaba la apatía de su pueblo de Escocia con vistosas alucinaciones heroinómanas supuso una de esas interpretaciones intuitivas y arriesgadas que tanto nos gustan.

Abonado a la ambigüedad, Ewan no tenía problema en desnudarse para Peter Greenaway o en convertirse en una sexualizada estrella del rock glam para "Velvet Goldmine".


La industria hollywoodiense lo llamaría a bocinazos para que se tranquilizase y participase en la nueva trilogía de "Star Wars". Así, Ewan fue el joven Obi Wan Kenobi, con trencita y espada láser. Su llegada al blockbuster nunca lo ha apartado de papeles interesantes.

Cuando se tiñe el pelo, está aún más bueno. Y ahí está su encantador Christian de "Moulin Rouge" o su empresario playboy de la tontita "Abajo el amor".


No se le resiste ni el vestuario de época ni los directores personales. Va de Tim Burton a Woody Allen sin ningún problema. Pasa del chándal zarrapastroso al impecable smoking dejando atrás los complejos.
La televisión nunca le ha gustado, aunque los fans de "ER" no lo podemos olvidar en su aparición en uno de los grandes episodios de la serie, como el chico escocés que atraca una tienda de ultramarinos en la que se encuentra Julianna Margulies.

Sexy y tierno como pocos, Ewan es adorable, simpático y sólo se puede pensar en él en términos pecaminosos. ¡Viva Escocia!

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Grandísimo actor del que destacaría la aparente facilidad con la que cambia de registro. Si sigue con ese saber estar estamos ante un futuro actorazo anciano de esos tan británicos y tan bien siempre, pongamos a Caine como ejemplo, con el que podría haber resultado mucho mejor el remake de La Huella, que ni he visto ni ganas que tengo porque los remakes de las obras maestras nacen muertos.
Tankian.

Anónimo dijo...

Escocia al poder si es con Ewan. Nunca quise ser Jedi, salvo con él.

isabella dijo...

SIIIIII MOOOOLAA !! :)

WhiteQueen dijo...

Yo debo reconocer que me interesó después de ver Moulin Rouge, porque es una película especial para mi. Ya una amiga mía se obsesionó con él de haberlo visto en Star Wars y como yo odiaba Star Wars no hice caso, ella vio Trainspotting antes que yo, eso me pasa por haber sido prejuiciosa. El chico promete y lo descubrí tarde, pero más vale tarde que nunca.

La Sina dijo...

Este hombre es encantador, atractivo y divertido, un gran actor que es capaz de interpretar muy diferentes personajes. Es una delicia verle recorrer el mundo en moto junto a su amigo Charlie Boorman en "long way around". Mi marido adora su moto... y yo su sonrisa.
Viva Escocia!